jueves, 26 de octubre de 2017

Las mujeres menstrúan sangre y... sí, es roja


Un anuncio de compresas triunfa en Internet por el hecho de mostrar que lo que mancha las toallitas femeninas cada mes no es azul, como los príncipes, sino rojo intenso como la sangre.
MARISA KOHAN @Kohanm

Aunque parezca mentira en pleno siglo XXI, un anuncio de compresas triunfa y genera controversia al mismo tiempo por un hecho incontestable: el líquido de la menstruación está compuesto por sangre y por tanto es rojo. A pesar de esta evidencia, las marcas de toallitas íntimas nos habían acostumbrado a ver que lo que les pasa a las mujeres cada mes hasta la menopausia tiene un tono azul caribe, una especie de gel ultra limpio y que aparentemente no molesta al ojo ni al decoro.

Pues no. La marca de compresas Bodyform se ha tirado a la piscina, literalmente. El anuncio comienza con la visión de una piscina azul que dura apenas décimas de segundo, pero que estimula al cerebro a reconocer de qué se trata lo que va a ver, para cambiar radicalmente. Una prueba de absorción de una compresa se hace con un líquido rojo sangre y el anuncio presenta, además, muchas escenas en la que el liquido que corre por nuestras venas es protagonista.

El vídeo muestra, incluso, una pierna de mujer por donde la sangre corre, reproduciendo una escena cotidiana para la mitad de la población mundial.

La campaña no se queda ahí. En un esfuerzo de normalizar la menstruación, el vídeo muestra a un chico joven comprando compresas en una tienda y a chicas pasándose bolsitas de compresas en sitios públicos. Acaba con la frase: "los períodos son normales, mostrarlos debería serlo también".


Las redes sociales han dado la bienvenida a este anuncio muy pegado a la realidad de los que les pasa a las mujeres en la menstruación y la normalización de esta manifestación fisiológica.

No es la primera vez que esta marca de compresas se lanza a hacer una campaña atrevida. De hecho, el anuncio anterior lanzado hace un año mostraba a mujeres deportistas haciendo ejercicios extremos, como boxeo, ciclismo, danza, fútbol, con una crudeza que pocas veces se representa en mujeres. El denominador común de todas ellas es que sangraban en el ejercicio de estos deportes. Entonces el lema de usado por la compañía fue "que la sangre no te detenga".

​Bodyform ha declarado que sus campaña pretenden desafiar el estigma que exista alrededor de la regla.

/

Fuente: El Períodico

martes, 24 de octubre de 2017

Perlán y los estereotipos sexistas



La marca Perlan apela al estereotipo de la ama de casa y anuncia sus cinco detergentes asociándolos a cinco tipos de mujer. ¿Es que los hombres no necesitan lavar la ropa?

“¿Cada detergente asociado a un tipo de mujer? ¿Estoy dormida o esto es real? Bravo por la publicidad sexista, Perlan”, tuitea Sol Sostenida. ¿Dónde está mi Perlan para hombres, para quitar esas manchas de cerveza y barro al ir a jugar a fútbol?, responden a su tuit. Estos son un par de ejemplos de cómo las redes sociales han respondido a la polémica campaña de la marca de detergentes.

En las imágenes, Perlan muestra a cinco tipos de mujeres asociadas cada una a un tipo de detergente de la firma. Un cliché que era común en la publidad de los años 60 –cuando las marcas apostaban por amas de casa para vender cualquier utensilio imaginable para el hogar– pero que, a tenor de campañas como esta, sigue repitiéndose en 2017. El anuncio deja fuera a los hombres como si ellos no ensucieran la ropa ni necesitaran lavarla. Como si no participaran en las tareas del hogar. Como si solo las mujeres se ocuparan de la limpieza de la ropa y las tareas domésticas.

Fuente: Smoda.El País

martes, 23 de mayo de 2017

La nueva campaña de KLING nos deja en bragas y tiradas en el descampado

Artículo de Yolanda Domínguez en el .Huffingtonpost






Cuando creías que ya lo habías visto todo en editoriales de moda, y la forma de representar a las mujeres había llegado al límite del ridículo y de la humillación... llega Kling y se marca un "más horroroso todavía". La marca de ropa conocida por sus estampados de alegres delfines y arcoíris multicolor nos presenta su nueva colección de vestidos... sin apenas vestidos. Lo que sí hay son bragas, muchas bragas. Algunas puestas y otras quitadas. También hay una adolescente un pelín desorientada y desparramada por los suelos de un secarral. Por las poses no sabemos si está borracha o poseída, o simplemente que el equipo de estilistas la está tratando fatal. En algunas escenas aparece totalmente desnuda y caminando por un cementerio con zapatos de la marca. ¡Muy inspirador todo Kling! No veo el momento de recorrer el cementerio de La Almudena desnuda con tus mocasines de tachuelas, a Rouco le va a encantar.

El señor Kling se habrá quedado muy a gustito con esta editorial, pero la modelo no parece haber tenido el mejor día de su vida. Más bien dan ganas de taparla con una mantita, darle un caldo caliente y susurrarle al oído "tranquila, ya pasó...". En vuestra descripción de Instagram aseguráis que Kling es "Una marca para mujeres que quieren pasárselo bien". Cada persona tiene su forma de divertirse, pero desplomarse entre rocas puntiagudas o hacer estiramientos sobre unos hierbajos secos que te pican el todo el pichirri no parece el mejor plan para un viernes tarde. A mí estas escenas lo que me transmiten es pena. ¿Qué le decíais a la modelo para indicarle la pose? "¿Imagina que eres la última persona en la faz de la tierra y jamás podrás abrazar a ningún ser humano más?" Algo parecido debió ser para que la muchacha tenga ese nivel de desesperación y de congoja.

Otra de las descripciones que hacéis de vuestra marca es que estáis a favor de los "derechos humanos". ¿A qué derechos os referís? ¿Al de los marcianos de los platillos volantes de vuestros estampados? Es evidente que los de las mujeres os resultan invisibles. Una de vuestras responsabilidades como firma de ropa, es ofrecer diversidad de modelos en vuestras editoriales y en esta sólo vemos a una niña muy joven, blanca y extremadamente delgada. Chicas que tenéis más de 14 años y usáis sujetador: no estamos entre las clientas deseables para la marca. Y no contentos con humillar públicamente a esta mujer con poses estúpidas la retratáis desnuda y sin cabeza en muchas de las fotos. Para qué mostrar un cuerpo con su rostro si puedo dejarlo fuera. Quizás para Kling las mujeres seamos sólo eso: meros trozos de carne con calcetines de volantes. Otra de las fotos que más me ha impactado es en la que la chica aparece de espaldas, sin bragas y con las típicas plataformas de purpurina que te pones un domingo para ir al campo. La pobre está ahí en medio de la nada, como si acabara de hacer pis porque no le ha dado tiempo a encontrar ningún matorral, y mientras alguien le está haciendo fotos ella debe pensar: "¿por qué no me presenté a aquellas pruebas de ingeniería técnica?, ¿por qué?"

Yo he comprado en ocasiones alguna prenda de Kling, pero viendo esta campaña me arrepiento de tener ropa suya en el armario. Como consumidora no quiero a apoyar con mi dinero este tipo de publicidad. La fotógrafa que ha realizado estas imágenes tiene todo el derecho del mundo a hacer las fotos que le venga en gana, pero cuando una marca hace uso público de ellas no está exenta de responsabilidad. Por mi parte, yo ya lo he denunciado en el Observatorio de la Imagen de las Mujeres y me gustaría pedir a Kling que dé explicaciones sobre su campaña. Una marca que se preocupa por los derechos humanos debería cuidar la representación que hace de las personas. Una marca es compromiso, integridad y coherencia en sus acciones y los derechos humanos, señor Kling, van mucho más allá de hacer bonitos estampados.

viernes, 31 de marzo de 2017

"Tú también puedes tener una igual": la caspa machista del champú VR6, premio a El Peor Anuncio del Año de FACUA

Una modelo desnuda protagoniza la publicidad de los productos "anticaída" de CNCE Innovación SL, que pretendía hacer humor con el doble sentido de poseerla a ella y a su melena.



Una mujer desnuda y el reclamo "¡No te obsesiones con ella! Tú también puedes tener una igual... ¡La melena, claro!". Según el anunciante, un ocurrente juego de palabras. Según los consumidores, El Peor Anuncio del Año. La caspa machista de la publicidad de los productos "anticaída" VR6, de la empresa CNCE Innovación SL, ha merecido este premio, que desde 2010 lanza cada año FACUA-Consumidores en Acción.

El anuncio de VR6 Definitive Hair ha obtenido nada menos que el 42% de los votos en la octava edición de estos premios, en la que han participado cerca de 6.000 consumidores. Competía con otras tres campañas machistas de la empresa de alquiler de coches Sixt, las tarifas de roaming de Vodafone y las galletas Princesa de Artiach.

La publicidad de Sixt ha sido la segunda más votada, con el 27%. A España le encantan los alemanes es el lema de su campaña, en uno de cuyos anuncios se muestra a una mujer joven y voluptuosa en bikini que seduce a un hombre mayor, con sobrepeso y poco agraciado físicamente para quedarse con su coche.


Fuente: FACUA

martes, 17 de enero de 2017

Polémica por el anuncio machista de una discoteca de Murcia

Una popular discoteca del centro de la ciudad de Murcia ha sido denunciada por el uso de carteles publicitarios con mensajes machistas para promocionar una fiesta en sus instalaciones.

La publicidad tenía frases como: "La mujer que no cuida su plátano viene otra y se lo come" o "te vamos a poner fuerte", acompañados con imágenes sugerentes.

La denuncia fue realizada a través de Twitter por la organización Izquierda Unida de la región de Verdes y generó polémica entre los usuarios de esta plataforma, que comentaban indignados la publicidad sexista.

Diferentes personas, junto con el Frente de Acción estudiantil (FAE), pedían el cierre de la discoteca Flou por este tipo de publicidad retrógrada en el que se utiliza a la mujer como un objeto, a través de una recolección de firmas en change.org.



Fuente: Infobae

domingo, 15 de enero de 2017

Publicidad sexista en los taxis de Gijón


  • El PSOE pide retirar la «publicidad sexista» de los taxis
  • El próximo lunes presentará una denuncia ante el Instituto Asturiano de la Mujer en caso negativo
La concejala del Grupo Municipal Socialista, Begoña Fernández, ha anunciado que el próximo lunes presentará una denuncia ante el Instituto Asturiano de la Mujer si no se retira la publicidad «sexista» insertada en algunos taxis de la ciudad, por la vulneración de la Ley General de Publicidad. Esta ley contempla la retirada del anuncio denunciado, así como la aplicación de las sanciones previstas en caso de que no se produzca dicha retirada.

Según informa el PSOE, la edil socialista llevó este asunto a la Comisión de Movilidad celebrada este viernes tras recibir la denuncia de la asociación de mujeres «Sara Suárez Solís» contra un anuncio de un club de alterne. Fernández entiende que el anuncio vulnera la Ley de Publicidad al presentar a la mujer «de forma vejatoria» y utiliza su imagen «asociada a comportamientos estereotipados que vulneren los fundamentos de nuestro ordenamiento». Sin perjuicio de todo ello, el Grupo Municipal Socialista propondrá a la corporación estudiar la modificación de la Ordenanza municipal de publicidad, actualmente en tramitación, para prohibir la inserción de publicidad de clubs de alterne en todo el transporte público urbano.

jueves, 22 de diciembre de 2016

¿Por qué las modelos salen desnudas en los anuncios de zapatos?


Artículo de CLARA FERRERO | 20 DICIEMBRE, 2016 en El Pais

Gigi Hadid posa sin ropa en la última campaña de Stuart Weitzman. A pesar de ser productos dirigidos a mujeres, las líneas de calzado de otras firmas como Tom Ford, Sam Edelman e incluso Reebok también apuestan por quitarle la ropa a sus modelos para vender. Analizamos el fenómeno.

Gigi Hadid desnuda en la última campaña de Stuart Weitzman.
Foto: Stuart Weitzman

Hace unos días, la firma de accesorios y zapatos de lujo Stuart Weitzman presentaba su campaña para la próxima primavera. Mario Testino era el encargado de firmar unas fotografías en las que la modelo más buscada del momento, Gigi Hadid, aparecía completamente desnuda a excepción de un par de botines de la colección. No era la primera vez que Hadid se desvestía para presentar un par de zapatos ni tampoco era novedad ver a modelos desnudas en las campañas de la firma. Sin ir más lejos, el anuncio ideado para la primavera de 2016 tenía una estética muy similar. De nuevo en blanco y negro, Gigi Hadid posaba abrazada a Joan Smalls y Lily Aldridge sin más vestimenta que unas minimalistas sandalias de tacón. Tirando un poco más de archivo es fácil comprobar la afición del diseñador por desnudar modelos para vender zapatos: Kate Moss, Gisele Bündchen o Natalia Vodianova también han posado en topless para la marca. Y otras tantas firmas y diseñadores hacen lo propio para presentar sus líneas de complementos: Versace, Tom Ford, Sam Edelman, Agnona, Ralph Lauren e incluso Reebok. ¿Por qué se empeñan los anuncios de zapatos en desvestir a sus modelos?


La sexualización femenina en la publicidad no es nada nuevo y está tan normalizada que, muchas veces, pasa desapercibida para el público general. Es muy común ver cuerpos femeninos cosificados, sobre todo, en anuncios dirigidos a hombres: el del coche al que solo suben chicas en ropa interior, el de la fragancia capaz de atraer a hordas de esculturales mujeres o el de la bebida alcohólica que con solo probarla convierte el bar en un paraíso de esculturales féminas en cueros. En el caso de los anuncios de zapatos femeninos resulta llamativo que, aún dirigiéndose a las mujeres, pretendan vender a golpe de sexualización femenina. Es imposible poner en duda la belleza de estas imágenes pero es necesario tener en cuenta que su último fin no es artístico sino comercial. “Si el cuerpo femenino se utiliza de por sí para llamar la atención en los anuncios, cuando está completamente desnudo se convierte en el reclamo máximo que puede haber en publicidad”, explica a S Moda Juana Gallego, directora del Observatorio para la Igualdad de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y codirectora del Máster de Género y Comunicación de la UAB. “En este caso, aunque se anuncien zapatos, la verdadera aspiración es el cuerpo de las modelos. Lo que pretendemos alcanzar es esa figura, que además de estar cosificada y erotizada, es un modelo inalcanzable”, apunta la experta.
Gigi Hadid, Lily Aldridge y Joan Smalls en otra de las campañas de Stuart Weitzman.
Foto: 
Stuart Weitzman


En multitud de los anuncios analizados, las firmas apuestan por el desnudo integral y, en otros tantos, por dejar al descubierto partes del cuerpo erotizadas como el pecho o los glúteos. “La ausencia de ropa pone el foco en los zapatos en cuestión que, por otro lado, suelen ser de tacón para hacer un guiño al fetichismo asociado a este tipo de calzado”, cuenta Gallego que también es autora del libro De reinas a ciudadanas. Medios de comunicación, ¿motor o rémora para la igualdad?. Incluso firmas deportivas como Reebok han apostado por desnudar totalmente a la modelo Helena Christensen o a la actriz Ashley Madekwe a excepción de un par de zapatillas para correr (todo el mundo sabe lo cómodo que resulta hacer footing sin sujetador, imagínense sin camiseta ni pantalón).

Una vez aclarado que los creativos publicitarios –solo un 3% de los publicistas son mujeres– pretenden convencernos de que no necesitamos nada más que sus zapatos para estar guapas y de que comprándolos lograremos las medidas canónicas e imposibles de sus modelos, cabe preguntarnos si realmente la estrategia funciona. “Habría que comparar datos para saber si logran vender más que los anuncios en los que las modelos aparecen vestidas pero de lo que no cabe duda es de que son imágenes con mucha potencia e impacto que, inevitablemente, llaman la atención. Este tipo de anuncios no van dirigidos a la razón sino a la emoción, por tanto incluso aunque seamos conscientes de cómo usan el cuerpo femenino, es probable que nuestro inconsciente acabe queriendo comprar esos zapatos”, explica la experta en género y comunicación. Desde luego a Stuart Weitzman, una de las más marcas más aficionadas a esta práctica, no parece irle nada mal. Recientemente fue adquirida por Coach por 530 millones de dólares y, según Fortune, sus beneficios han pasado de 200 millones de dólares a los 300 (unos 288 milones de euros) en solo cinco años.

La modelo Charlotte Kemp Muhl posando en la campaña primavera-verano 2011 de Sam Edelman.
Foto: 
Sam Edelman

En las campañas zapateras la cosificación femenina también pasa por el síndrome de la novia muerta, un recurso más presente en comunicación de lo que debería. No faltan las campañas que recrean asesinatos femeninos, mujeres en la morgue o modelos atadas. Todas ellas, ligeras de ropa a excepción, por supuesto, de un par de zapatos de infarto. “Esto produce una peligrosa asociación entre la violencia y lo sexy”, apunta Gallego. También abundan las imágenes en las que las protagonistas quedan reducidas a partes del cuerpo como unas kilométricas piernas o unos sugerentes pies dejándo a las mujeres, una vez más, sin cabeza y sin cerebro.

El modelo de mujer sexualizada tiene efectos reales en la vida cotidiana de sus destinatarias. “Quizá las mujeres maduras estemos más curtidas pero en el caso de las chicas jóvenes puede influir incluso en que padezcan trastornos alimenticios. Todas las marquesinas y vallas publicitarias repiten el mismo modelo y esto afecta al imaginario y aumenta los deseos de conseguir determinado cuerpo”, detalla la directora del Observatorio para la Igualdad UAB. Un modelo que se resiste a desaparecer a pesar de la reciente incursión de maniquíes de talla grande, ángeles de Victoria’s Secret con estrías y una mayor representación de todos los tipos de mujer en las pasarelas y los anuncios. “En mi opinón, la diversidad de las modelos es una cuestión de marketing. Ojalá se produzca un cambio real pero considero que muchas firmas proponen a mujeres mayores, con disfunciones o enfermedades como el vitíligo para llamar la atención. De momento esos intentos de diversidad no tienen suficiente fuerza para cambiar el modelo dominante que sigue siendo el de chica guapa, delgadísima (esto sigue siendo fundamental) y con un cuerpo perfecto”, termina Gallego. De momento todo apunta a que Gigi Hadid volverá a desnudarse la próxima primavera para Stuart Weitzman.
Una de las polémicas campañas de Cesare Paciotti.
Foto: 
Cesare Paciotti
También marcas deportivas como Reebok apuestan por mujeres desnudas en sus campañas. En la imagen, la actriz Ashley Madekwe.

Helena Christensen posó desnuda en otra campaña de Reebok en 2010.
Foto: 
Reebok


January Jones para Versace.
Foto: 
Versace

Tom Ford también apuesta por la desnudez femenina para vender complementos.
Foto: 
Tom Ford
Natalia Vodiánova para Stuart Weitzman.
Foto: 
Stuart Weitzman

Dree Hemingway se convierte en cordero-desnudo para la firma italiana Agnona.
Foto: 
Agnona



domingo, 23 de octubre de 2016

Tetas y bikinis para vender cemento

Por primera vez la sección contra la Violencia sobre la Mujer de la Fiscalía de Valencia se persona en un asunto de publicidad sexista por los anuncios de Cementos La Unión




Mujeres con grandes pechos practicando deporte como señuelo para vender cemento, sin complejos. El juzgado de lo Mercantil número 2 de Valencia llevará a juicio a la empresa Cementos La Unión, con sede en Riba-roja, tras una demanda por publicidad sexista que presentó el Instituto de la Mujer de Madrid en octubre. Por primera vez la sección contra la Violencia sobre la Mujer de la Fiscalía de Valencia será parte, junto a la sección de Mercantil, en un procedimiento abierto por publicidad sexista aprovechando la transversalidad que busca la ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, aclararon fuentes jurídicas. También se ha personado en el procedimiento la extinta Dirección General de Familia y Mujer por medio de la Abogacía de la Generalitat Valenciana.

Cementos La Unión ha recibido multitud de reclamaciones por publicidad ilícita sexista, al menos, desde el año 2005. Sus anuncios o participaciones en ferias del sector han sido muy polémicos por el uso que hace de las mujeres. La denuncia se basa en varios vídeos promocionales de cemento en el que las protagonistas son mujeres, atractivas, que lucen ropa deportiva o bikinis sin saber muy bien por qué. También utiliza el dibujo de una mujer, con grandes pechos pronunciados, para empaquetar sus productos. La cementera promociona una imagen esbelta de la mujer, las usa como gancho de placer del público masculino, que es al que va dirigido este tipo de productos que se emplean en la construcción.

En otro vídeo corporativo aparece una mujer con un escote pronunciado y material de obra, casco incluido.



El juzgado tiene el juicio fijado para octubre y en los últimos días ha impedido que asociaciones sin ánimo de lucro (Asociació Centre de Formació Escola de Ciutadania en Femení Maria Moliner, Mujeres Red Feminista de Derecho Constitucional, Dones de Xirivella en Acció, Asociación Usuarios de la Comunicación, Ciutadania i Comunicació y Intersindical Valenciana) comparezcan contra este caso de supuesta publicidad sexista. Las asociaciones que coordina el proyecto europeo Siamura -coordinado por la investigadora Inés Pérez Marín, de la facultad de Derecho Civil de la Universidad de las Islas Baleares- presentaron ayer un recurso de reposición ante la negativa del juzgado a personarse en el procedimiento.

El proyecto Siamura, que busca aunar diferentes puntos de vista acerca de la publicidad discriminatoria de la mujer, ha recurrido la decisión del juzgado al entender que denegó la personación de estas asociaciones, todas ellas con interés legítimo, basándose únicamente en la Ley General de Publicidad y sin aplicar la Ley de Competencia Desleal. Una norma que, según explicaron fuentes del colectivo, ampara la personación en estos casos al tratarse de un supuesto caso de publicidad ilícita pues discriminaría a la figura del hombre.

La ley contra la Violencia de Género legitima a la Fiscalía para ejercitar ante «los tribunales la acción de cesación de publicidad ilícita por utilizar en forma vejatoria la imagen de la mujer», en los términos que establece la ley General de Publicidad. De ahí que la sección de Violencia de Género haya dado un paso al frente contra esta cementera.

Fuente: El Mundo

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Publicidad sexista de la marca de muebles Corimexo en Bolivia

Corimexo es una empresa de muebles boliviana que se ha hecho tristemente famosa por el sexismo de sus anuncios publicitarios.  La Asociación Nacional de Anunciantes Bolivia ha propuesto la creación de un código ético de anunciantes que permita la propia autorregulación y la asocicción Mujeres Creando ha interpuesto una  demanda penal contra Corimexo por publicidad sexista.

Espero que esta denuncia tenga el resultado que se merece.










sábado, 25 de junio de 2016

Nuevo dictamen de Autocontrol sobre una reclamación por publicidad sexista




El Jurado de la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol) ha dado la razón a la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC) en un nuevo caso de publicidad sexista. Se trata de un dictamen no vinculante (ya que el anunciante no es miembro de Autocontrol) relativo a la publicidad difundida por un establecimiento hostelero, en la que aparecía la imagen del escote de una mujer figurando ser una copa para promocionar una “Cata de vinos con maridaje”.

De acuerdo con el escrito de reclamación presentado por AUC, el dictamen hace referencia a lo señalado por la Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad, en cuyo artículo 3 se declara la ilicitud de aquella publicidad que atente contra la dignidad de la persona o vulnere los valores o derechos constitucionalmente protegidos. En particular, el párrafo segundo de este artículo dispone lo siguiente: “Se entenderán incluidos en la previsión anterior los anuncios que presenten a las mujeres de forma vejatoria o discriminatoria, bien utilizando particular y directamente su cuerpo o partes del mismo como mero objeto desvinculado del producto que se pretende promocionar, bien su imagen asociada a comportamientos estereotipados que vulneren los fundamentos de nuestro ordenamiento coadyuvando a generar la violencia a que se refiere la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género”.

Y, en este sentido, concluye que en el anuncio reclamado se utiliza y muestra en primer plano la imagen del escote de una mujer de modo objetual y captatorio, -a modo de cebo- para atraer la atención de los destinatarios de la publicidad, sin que, como es obvio, guarde vinculación de ningún tipo con la bebida (vino) o servicios (cata de vinos) promocionados.

Fuente: PR Noticias