domingo, 17 de abril de 2011

LOS ARGUMENTOS SEXISTAS NO SON VÁLIDOS




La candidata a intendente  por el Partido Democrático de Ciutadella de Menorca, Soledad Sánchez, desató una fuerte polémica con el cartel presentado para su campaña  donde muestra sólo su torso desnudo y sus pechos agarrados desde atrás por unas manos masculinas, que dejaban ver sus pezones, y el lema "Dos grandes argumentos. Sole Sánchez". Las autoridades le obligaron a retirar el cartel luego de que fuera denunciada por sexismo. 

Esquerra ha puesto una  denuncia ante el Institut Balear de la Dona y pidió que sea retirado de la vía pública al considerar sexista y un atentado contra la dignidad de la mujer el uso de los pechos de la candidata como "argumentos" electorales.

El sindicalista Iñaki Silveira, candidato de EM-EU en Ciutadella, calificó de inadmisible “la utilización sexista del cuerpo de la mujer para fines no adecuados". La candidata le dio una respuesta a la altura de su cartel y le dijo que "se vaya a freír espárragos con su puritanismo de tres al cuarto".

"Soy una defensora a ultranza del la mujer. Nadie es más feminista que yo.Cada persona es libre de expresarse como quiera y yo utilizo mis pechos y mi cuerpo como me da la gana. Si lo único que les queda es mirar, ése es su problema", aseguró.

Sin embargo, las autoridades le dieron la razón a Silveira y la obligaron a retirar el cartel, que fue reemplazado por una vista de Es Pla, un espacio urbano de Ciutadella, acompañada de críticas políticas.

Fuente: TNHoy

5 comentarios:

Pedro dijo...

Hola Marga, qué curioso este caso, hoy en política se recurre a lo que sea para llamar la atención y atraer votos.
Poca sensibilidad la de este mujer que utiliza un foro público para frivolizar y minusvalorar a la mujer.
Me gusta tu blog.

Un saludo

///Esfera Comunista\\\ dijo...

Si esta mujer lo único que puede aportar a su campaña electoral son sus tetas, eso dice mucho de lo preparada que está para el cargo.

Marga Fernández dijo...

Gracias, Pedro. La verdad es que la susodicha no sólo minusvalora a la mujer, también a la política de este país, que aunque ya lo está bastante por sus propios méritos, creo que aún merece un respeto.

Marga Fernández dijo...

Hola Esfera, ya ves a lo que recurren algunas personas cuando no tienen razones para otra cosa que no sea vivir del cuento y a costa de los demás.

Claudia Hernández dijo...

Una excusa de dicha política más que lamentable.