martes, 18 de noviembre de 2008

PACHA VALENCIA SORTEA UNA OPERACIÓN DE PECHO COMO "HOMENAJE A LA MUJER"


Con el sorprendente título de Pretty Woman. Homenaje a la mujer, una discoteca de Valencia se ha apuntado a la moda que viene de Argentina y, si nadie lo prohíbe, sorteará una operación de aumento de pecho valorada en unos 4.500 euros. La rifa tendrá lugar en el local Pachá el próximo 5 de diciembre.

La directora general de la Mujer de la Generalitat Valenciana, Celia Ortega, señaló que iniciativas como esta "inciden en la imagen sexista de la mujer". Como Ortega, UGT y CCOO mostraron su repulsa a la rifa --el primer sindicato anunció que estudia denunciarla--, mientras que la Sociedad Española de Cirugía Estética la tachó de "inaceptable e inadmisible", una fiesta que "frivoliza con la salud".

Desde Pacha dicen que el sorteo de la operación es simplemente "el colofón" a una fiesta "homenaje a la mujer" donde habrá una dj en cabina, un set de peluquería y maquillaje y una bebida de cola enfocada a ellas. "Somos conscientes de que una serie de colectivos van a poner el grito en el cielo por la hipocresía social", pero "no dependemos de esta fiesta y no buscamos la polémica", añaden.

Creo que es demencial que se pretenda hacer un sorteo que juega con la salud de las personas, aunque ellos digan que la operación la realiza un cirujano de prestigio y que además también “regalan” una noche en el hospital; y creo también que el machismo más casposo impregna toda esta campaña publicitaria.

6 comentarios:

Denavegantes dijo...

¿Que es lo que nos escandaliza, la propuesta de PACHA o que sea, cada vez un hecho más frecuente que los jóvenes, vean en el culto al cuerpo un dios al que rendir pleitesía?. Creo que esto es el resultado de una publicidad consumista larga, continuada, sin descanso unido a la falta de ideales por los que apostar, de líderes en los que mirarse a los ojos sin encontrar puntos negros. Esta es nuestra sociedad, cada vez más banal, injusta e irreal. Creo además que llegamos ya tarde para cambiar nada. Está gestándose un nuevo método, una nueva mujer y un nuevo hombre, ajenos a la sociedad en cuanto no pueden dirigirla, en cuanto no tienen reconocido su espacio, su sitio. PACHA no ha hecho más que continuar moviendo la rueda, el problema no está en la idea sino en los seguidores que podría tener. Prohibir no es la solución, aunque sea temporalmente una medida necesaria. Ea y ahora me voy a beber agua, que me he quedao seco.

Marga Fernández dijo...

Tienes toda la razón, esto no es un hecho puntual si más, es una tendencia incrustada en nuestra sociedad, una valoración de lo real ficticia y centrada en el culto al cuerpo. La mujer, en mayor grado que el hombre, es la víctima propiciatoria de esta nueva tiranía. Belleza, juventud y delgadez son cánones que hacen infelices a muchas y llevan a más de una enfermedad a otras.
De todas formas hay algo en lo que no estoy de acuerdo contigo, en ese pesimismo con el que dices que crees que llegamos ya tarde para cambiar nada. Quizás yo necesito pensar que algo sí se puede cambiar, que a la gente pueden dársele armas con las que analizar de forma crítica lo que sucede a su alrededor. La verdad es que si no creyera esto no tendría valor para presentarme día a día ante mis alumnos.
Un abrazo, últimamente apenas puedo pasarme por los blogs amigos y leeros. Discúlpame por ello, pronto estaré algo más descargada de trabajo.
Saliditos, Marga

a-escena dijo...

Ambos teneis razón. Mi hija me ha pedido de reyes una bici estática. Marga...¿ qué es éso de " Saliditos, Marga "?. Sí que estás apurada de tiempo, sí...
Besos, guapa.

Denavegantes dijo...

Sabía que reaccionarias así, la esperanza es lo último que se pierde dicen, pero yo creo que la máquina es más potente y nos desborda. Otra cosa será conciliar y convivir con las culturas emergentes y en ellas encontrar nuevos ídolos equilibradores. Correr nos lleva a no recapacitar, a inventar, a ser arriesgadamente espontáneos. Así es que SA-LU-DI-TOS. Adolfo.

Aliencito dijo...

No lo saquemos las cosas de quicio. Es otra tontada más que no hay que hacer caso. Con no ir a la fiesta ni hablr de ello se demuestra que es una idiotez y que estamos por encima.

Marga Fernández dijo...

Pues sí, A-escena, ando como una moto y meto la pata como una burra, jaja...¡Qué vamos a hacer!

Aliencito, el problema es que aunque algunos "estemos por encima", hay niñas que piden para Reyes bicis estáticas, no comen para conservar la línea, y se amargan por no ser como les dicen que deben ser, hasta el punto de jugar con la salud.

A-escena, espero que lo de tu hija se quede sólo en lo de los Reyes; toquemos madera.

Un saludo (con todas las letras bien puestas) a todos.
Marga