domingo, 17 de junio de 2007

PIDEN LA RETIRADA DE UN ANUNCIO DE IBERIA POR DENIGRAR A LAS CUBANAS

Fuente:20Minutos, 15-05-07

La FACUA tacha el vídeo de denigrante para las mujeres cubanas y exige su retirada.
El vídeo es protagonizado por un bebé que gana un viaje a Cuba. En la isla, el bebé se rodea de cubanas que lo masajean mientras bebe en la playa.

La FACUA considera que el anuncio va en contra de la Ley de Publicidad.La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha exigido a Iberia que retire un anuncio en el que presenta "a las mujeres cubanas con tópicos denigrantes al mostrarlas como mulatas en bikini que están las veinticuatro horas al servicio de los turistas para bailarles, hacerles masajes, abanicarles y darles de comer y beber", según un comunicado de FACUA .

2 comentarios:

a-escena dijo...

¡El anuncio se las trae!

Balcius dijo...

Es peor, es bastante peor que lo que dice FACUA.

El anuncio se pasea al borde de la promoción del turismo sexual con detalles como el del biberón, el llévame a la cuna y demás, ... ("está chupao", dicen los inmensos labios de las mulatas). Claro que no dicen nada con claridad, y todo puede achacarse a los malpensados. Pero es evidente que se ha puesto material de sobra para el malpensado.

Actúan como los políticos y periodistas esos que ahora pueden decir con total tranquilidad que ellos nunca apoyaron tesis alguna de conspiración. Tan sólo dicen lo que "todo el mundo ya sabe". Así, apoyándose en arquetipos y códigos atávicos se acaba reforzando el anquilosamiento de estructuras mentales, hundidas en lo más profundo del sema. Un día me descubrí siendo terriblemente machista, en tan sólo dos palabras, me dí cuenta de que al hablar yo era todos los hombres que habían sido antes que yo, porque ella fue en un instante todas las mujeres que fueron antes que ella. Uso palabras de un idioma machista, veo las cosas con ojos machistas que me han sido implantados en un mundo-corsé que no deja muchas salidas alternativas, y debemos esforzarnos cada día, cada puñetero día, por aspirar a una visión general bastante aproximada, un poquito de objetividad, y sentirnos unos a otros, un poco más cerca.