viernes, 31 de marzo de 2017

"Tú también puedes tener una igual": la caspa machista del champú VR6, premio a El Peor Anuncio del Año de FACUA

Una modelo desnuda protagoniza la publicidad de los productos "anticaída" de CNCE Innovación SL, que pretendía hacer humor con el doble sentido de poseerla a ella y a su melena.



Una mujer desnuda y el reclamo "¡No te obsesiones con ella! Tú también puedes tener una igual... ¡La melena, claro!". Según el anunciante, un ocurrente juego de palabras. Según los consumidores, El Peor Anuncio del Año. La caspa machista de la publicidad de los productos "anticaída" VR6, de la empresa CNCE Innovación SL, ha merecido este premio, que desde 2010 lanza cada año FACUA-Consumidores en Acción.

El anuncio de VR6 Definitive Hair ha obtenido nada menos que el 42% de los votos en la octava edición de estos premios, en la que han participado cerca de 6.000 consumidores. Competía con otras tres campañas machistas de la empresa de alquiler de coches Sixt, las tarifas de roaming de Vodafone y las galletas Princesa de Artiach.

La publicidad de Sixt ha sido la segunda más votada, con el 27%. A España le encantan los alemanes es el lema de su campaña, en uno de cuyos anuncios se muestra a una mujer joven y voluptuosa en bikini que seduce a un hombre mayor, con sobrepeso y poco agraciado físicamente para quedarse con su coche.


Fuente: FACUA

1 comentario:

Sandra dijo...

No te imaginas el ESTREPITOSO RECHAZO QUE ME PRODUCE ESE ANUNCIO; es que NO TE LO IMAGINAS. Mira Marga, esta vez no voy a ser "políticamente correcta". Sólo puedo decir que a los tíos (y alguna mujer que también habrá entre ellos) les deseo lo peor de lo peor. El daño que hacen a todas las mujeres con algo como eso solo se le puede hacer justicia si la vida se lo devuelve a cada uno de esos cerdos y a su mierda de marcha de champú y de empresa... que, por supuesto, espero que quiebre. Ya sé que en caliente las cosas hay que pensarlas antes de decirlas, pero esta vez ¡NO!. Les deseo lo peor, y así se cumpla en la vida de cada uno de ellos. Por cada agresión que sufra una mujer a manos de un hombre por culpa de las ideas que transmite ese anuncio, espero que la sufra cada uno de los hombres que lo ideó. Y que la sufra con toda la crudeza y humillación que la sufrimos las mujeres.
Y no me voy a cortar tampoco con el periódico que le dio salida: lo peor de lo peor le deseo a su directivo y todos los hombres que le acompañaron mientras, seguro, se reían. Una falta de respeto absoluta y una vejación para todas las mujeres que trabajan en ese rotativo. Lo siento por ellas porque seguro que se han tenido que morder la lengua como esclavas que son de su trabajo y de la mierda de director que tienen.
En fin. Como digo, a todos esos cerdos les deseo lo peor y así se cumpla.
No me sale otra cosa de la repugnancia que me produce.