miércoles, 21 de septiembre de 2016

Publicidad sexista de la marca de muebles Corimexo en Bolivia

Corimexo es una empresa de muebles boliviana que se ha hecho tristemente famosa por el sexismo de sus anuncios publicitarios.  La Asociación Nacional de Anunciantes Bolivia ha propuesto la creación de un código ético de anunciantes que permita la propia autorregulación y la asocicción Mujeres Creando ha interpuesto una  demanda penal contra Corimexo por publicidad sexista.

Espero que esta denuncia tenga el resultado que se merece.










2 comentarios:

Sandra dijo...

Buenas tardes, Marga.

Llevo, justamente, dos días, ayer y hoy, pensando en tus correos, y en que hacía tiempo que no recibía ninguno...

Y ya llegó, "completito". No sabes la rabia que me ha dado ver a estas chicas así, y lo primero que he pensado es que son idiotas perdidas por ofrecerse para ello... tontas sin cerebro y cosas parecidas.... pero pensar eso, me crea, al mismo tiempo, sentimientos encontrados pues no sé cuáles son las circunstancias en la vida de cada una de ellas para que hayan aceptado semejante "trabajo". En cuanto a los idearios del anuncio (con toda seguridad, será un hombre, más bien, unos cuantos), solo pienso en lo repugnantes y asquerosos que deben ser como individuos, vamos, un estilo al tal Santiago Segura, el desgraciadamente famoso Torbe y su "macherío" de futbolistas, o el tal Salvador Sostres o el Sánchez Dragó.

Ojalá esas chichas de los anuncios tuvieran la ocasión de bucear en tu blog... Y ojalá las personas de Bolivia que vean ese anuncio publicitario reflexionen y descarten la idea de ir a comprar a esa tienda de muebles.

Enhorabuena por tu gran trabajo, y adelante, a continuar denunciando.

Marga Fernández dijo...

Muchas gracias, Sandra.
Te puedo decir que las chicas de los anuncios, por lo que he investigado, son en su mayoría actrices porno muy famosas allí en Bolivia, acostumbradas a usar su cuerpo como reclamo. Una lástima porque su cuerpo dentro de la publicidad representa a "las mujeres" de forma global y la imagen que se proyecta es lamentable.
Un abrazo.